Glucemia en ayuno


[ Respuestas ] [ Publicar respuesta ] [ Foro: Diabetes mellitus, tipo 1 y tipo 2 ]

Publicado por Stan (148.244.141.74) on julio 11, 2007 al 00:12:

Como respuesta a: fenomeno de alba VS somogy publicado por daniel tovar on junio 30, 2007 al 00:14:

La hipoglucemia (bajo azúcar) matutina se explica por la acción de la insulina. El efecto Somogy y el fenómeno de alba no tienen que ver directamente con la hipoglucemia.

La hiperglucemia posterior a un episodio de hipoglucemia (que a veces se denomina un "rebote") es lo que se conoce como el fenómeno Somogyi, identificado en 1938. Se sabe que el fenómeno se debe mayormente al consumo de alimentos excesivos o inapropiados para tratar la hipoglucemia. No ocurre en personas sin DM ni en las personas con DM2. Este efecto se observa ANTES del desayuno.

La hiperglucemia (alto azúcar) matutina se puede explicar por una ó más de las 3 causas conocidas de elevaciones de la GS en la mañana: el fenómeno Dawn, la gluconeogénsis (producción de glucosa a base de proteínas y grasas) y la gastroparesis (daños a los nervios que rigen sobre los músculos del estómago e intestinos). La primera causa, aún no totalmente comprendida, posiblemente se debe a que el hígado desactiva MAS insulina circulante (endógena o inyectada) durante las tempranas horas de la madrugada que en otros horarios del día.

Este aumento de la desactivación ("clearance") de insulina tiene un pico entre aproximadamente 8 y 10 horas después de acostarse a dormir. El efecto es más marcado en algunas personas, especialmente las con DM1. Un experimento individual que vale la pena (porque facilita el aprendizaje de cómo tratar los niveles de glucemia en la mañana) es monitorear la GS al DESPERTARSE, sin MOVERSE de la cama. Luego, se baña o se mueve, pero NO DESAYUNARSE NADA...y vuelve a monitorear la GS, en un intervalo de 30-60 minutos. En casi todo el mundo, ésta sube 10-60 mg/dL ó más, aun sin comer nada. El cortisol y las otras hormonas contrarreguladoras tendrán un efecto en este aumento matutino (la de crecimiento, por ejemplo, probablemente produce cierta insensibilidad a la insulina presente).

Es por eso que aun inyectando la dosis típica prandial para el desayuno, no es siempre necesario comer el desayuno acostumbrado, porque la insulina inyectada en la dosis acostumbrada simplemente funciona para controlar la hiperglucemia matutina (que no tiene nada que ver con el desayuno) y no reducirá la hiperglucemia postprandial, en parte porque el cuerpo es menos sensible a la insulina en la mañana (tanto por la desactivación de la insulina como por la sensibilidad reducida comentada).

Para entender la causa de la hiperglucemia matutina, se deben efectuar mediciones de la GS entre las 2 y 4 a.m., durante 2-4 días consecutivos. Si se presenta la hipoglucemia en ese horario, hay que tratarla con alimentos adecuados (sin excesivo carbohidratos) para no provocar la hiperglucemia de "rebote."

Se puede decir que el fenómeno Dawn (alba) era más frecuente con el uso de la insulina NPH, porque el efecto hipoglucemiante de la inyección de NPH (a la hora de la cena), se iba disminuyendo o desapareciendo como a las 3-4 a.m. El resultado, lógicamente, era que la glucosa sanguínea (GS) subía de las 4 - 8 a.m. Ahora con el uso de la glargina/Lantus (la insulina más recetada del mundo), el fenómeno Dawn es mucho menos frecuente.

Se sabe que el cuerpo necesita MENOS insulina en la primera parte (0000 - 0300 horas) de la noche porque la producción hepática de glucosa disminuye, debido probablemente a la presencia de la hormona de crecimiento y a una utilización disminuída de glucosa en los músculos y el cerebro (estamos dormidos). Pero necesita el cuerpo MAS insulina durante las horas de la madrugada.

La subida matutina de la glucemia, DESPUES del desayuno, es un problema común. Para todos, entre las 3-4-5-6-7-8 de la mañana es cuando la hormona de crecimiento está siendo segregada en cantidad. Por eso, algunos reportan que los niveles de glucosa son más grandes (altos) al levantarse en la mañana que cuando se acostaron la noche anterior. Normalmente el efecto de la insulina es más fuerte en la tarde que en la mañana. Como la hormona de crecimiento funciona para suprimir la función (más fuertemente en su función matutina) de la insulina (que es una hormona de almacenaje, no de crecimiento), aun estando presente, la insulina, en la dosis correcta, no es suficiente para nivelar bien la glucosa. Lo frustrante, desde la perspectiva de control de la glucosa, es que la secreción de la hormona de crecimiento es variable...algunos días mucha y otros no.

Frecuentemente, la dosis matutina habitual de la insulina ultrarrápida es para cubrir los carbohidratos contenidos en el desayuno, PERO si el efecto de esta insulina está un poco o por mucho suprimido por la hormona de crecimiento y adicionalmente la persona toma su desayuno normal, lo que pasa es que el azúcar sanguínea sube desmedidamente.

Muchos deciden no desayunar hasta que el medidor de glucosa indique que sí está bajándose la glucosa en sangre. Otros aumentan la dosis de insulina ultrarrápida, según el nivel de glucosa sanguínea al levantarse y según la hora de levantarse (es muy diferente levantarse a las 5 a.m. que a las 10 a.m.). Otros desayunan, pero con comidas de muy bajo índice glucémico (por ejemplo, una cucharadita de crema de cacahuate y dos huevos, o un yogurt light bebible). En realidad son necesarias la experiencia y la prueba con el medidor casero de glucosa para ver lo que en su caso indidvidual podrá funcionar bien.

La medición diaria de la glucosa en sangre es la UNICA manera de estar enterado de los niveles de glucosa. El automonitoreo de la GS es siempre la única guía racional y la herramienta que nos enseña las causas y las soluciones del problema de elevadas glucosas en la mañana o en cualquier hora del día.


Respuestas:



Agregar una respuesta

Nombre:
Correo electrónico:

Tema:

Comentarios:

Liga relacionada (opcional):


[ Respuestas ] [ Publicar respuesta ] [ Foro: Diabetes mellitus, tipo 1 y tipo 2 ]